PROTOCOLO COVID

X

Horario preferente a mayores de 70 años. Establecimientos higienizados varias veces al día. Todas las gafas se desinfectan antes de probarlas. Gel hidroalcólico y mascarillas a disposición de nuestros clientes. Consulta sólo con cita previa para garantizar la seguridad de todos

 

FAQS

Preguntas y respuestas frecuentes

¿Es normal que me suba la graduación? ¿Hasta cuándo seguirá?

El aumento de graduación aparece porque se producen cambios internos o crecimiento por el desarrollo del ojo. Suelen ser más rápidos en la etapa infantil y adolescente(en ocasiones varias veces a lo largo del año). Los cambios futuros vienen asociados a hábitos, factores ambientales o de trabajo y, a partir de los 40 años, a la presbicia. Sin embargo, raras veces vienen asociados a una patología ocular.

Mi madre padece de glaucoma. ¿Lo puedo heredar?

El glaucoma se produce por una alta tensión ocular de forma prolongada y la pérdida de visión. Es irreversible. Estudios demuestran que sí existe un factor genético en muchos casos, por lo que es muy recomendable medir la tensión ocular en cada revisión para controlarla. Y es que no se produce ningún síntoma hasta que la enfermedad está muy avanzada.

Nunca he usado lentillas. ¿Me molestarán?

No. Están hechas, en su mayoría, de hidrógeno de silicona, un material avanzado biocompatible con alto grado de humectación. Por eso son tan cómodas y, además, permiten el paso de oxígeno a través de ellas para que tu ojo esté sano.

¿Puedo usar indistintamente cualquier líquido para mis lentillas?

No. Hay que tener en cuenta el material y tipo de lentilla, así como la competencia ión de tu lágrima y características de tu ojo. En muchos casos, un simple cambio de la marca del líquido puede mejorar nuestra experiencia con lentillas de forma drástica. Pues, mientras unos líquidos solo aclaran, otros desinfectan e hidratan la lentilla.

Hago un uso continuado del móvil y/o ordenador, y, en ocasiones, noto visión borrosa, fatiga ocular, picor, irritación en los ojos… ¿Qué me pasa?

Seguramente padezcas el síndrome del ojo seco. Afecta a todas las personas que usan una pantalla digital más de 3 horas al día. Se resuelve en la mayoría de los casos aplicándose unas gotas humectantes, especialmente diseñadas para tratar esta dolencia. Sin olvidar la importancia de cambiar ciertos hábitos: hacer pausas de 15 minutos cada 2 horas, mejorar la luz ambiente o parpadear con regularidad para evitar la sequedad.

¿A qué edad puedo ponerle a mi hijo lentillas?

Trabajamos las adaptaciones de lentillas con niños desde los 6 años, sobre todo para tratar el control y freno de la miopía, pero también si practican algún deporte. Hay lentillas específicas para ellos y no tienen ninguna intolerancia ni contraindicación.

Mi hijo tiene mala caligrafía, no le gusta hacer deporte, tiene mala coordinación, falta de interés por la lectura, se tuerce al escribir…pero ve bien. ¿Qué le sucede?

Seguramente no tenga desarrollada todas sus funciones visuales. Además de la agudeza visual, en nuestro examen pediátrico estudiamos la lateralidad, motricidad ocular y sincronización de los dos ojos. En los casos necesarios, nuestros pacientes hacen terapia visual. Con ella se estimula y fortalece todas sus habilidades, mejorando la rapidez y precisión de sus movimientos, la memoria visual, la lectura más deprisa y sin tanto esfuerzo. El resultado es una mejora notable de su rendimiento escolar.

Necesito audífonos. ¿Qué tipo es el más adecuado?

Para pérdidas auditivas leves o moderadas puedes elegir los que van dentro del oído (todos los componentes están dentro de una carcasa hecha a medida). Si la pérdida es profunda, los recomendados son los que se colocan cómodamente detrás de la oreja.

¿Cuáles son las causas más frecuentes de pérdida auditiva?

El envejecimiento (presbiacusia) y la exposición a ruido. Por eso se recomienda a los mayores de 50 años realizar revisiones periódicas para detectar la pérdida lo antes posible y ponerle solución. También corren más riesgo de padecer una pérdida auditiva los músicos, cazadores o profesionales de industria que trabajan en ambientes ruidosos.

¿Cómo debo limpiar la cera de mis oídos?

El cerumen es un limpiador y lubricante natural que protege contra las bacterias, hongos e incluso los insectos. Mucha gente piensa que el cerumen debe ser eliminado con un bastoncillo, pero esto no es aconsejable, ya que el bastoncillo puede dañar el canal auditivo o el tímpano. Lo ideal es limpiar los oídos con el agua de la ducha y acudir a un profesional si se nos ha formado un tapón.

¿Los auriculares pueden perjudicar mi audición?

Sí. El uso prolongado de auriculares con música alta es uno de los motivos por los que tantos jóvenes están en riesgo de padecer pérdida auditiva. Por eso es recomendable limitar el tiempo de exposición a los auriculares. Además, tenemos que tener en cuenta que los auriculares abiertos permiten la fuga de parte del sonido, por lo que tendemos a incrementar el volumen en ambientes con ruido. Por el contrario, los auriculares cerrados aíslan bien el sonido exterior, lo que permite controlar mucho mejor el nivel de volumen, ya que el ruido de fondo es menos intenso.

Call Now ButtonPIDE TU CITA